Mayores en Red Gobierno

El pretendido engaño resultó mal para un camionero de Pozo del Molle, que quiso hacerle creer a su empleador que le habían robado más de medio millón de pesos al romperle el vidrio del vehículo estacionado frente a su casa.

El hombre, ahora detenido en Villa María, pasó de supuesto testigo a supuesto responsable de lo que se investiga como un autorobo. Se trata de un hombre llamado Claudio Luque, de 36 años de edad, según publica este miércoles El Diario.

La información indica que Luque llamó el domino por la mañana a Jorge Bolatti, quien posee en Calchín dos plantas de actividad agropecuaria. Allí le dijo al empresario que le habían robado la plata.

El falso robo

Según se publica, su relato fue aproximadamente el siguiente: Que la tarde del sábado había dejado el camión estacionado frente a su casa y el dinero adentro del vehículo, que alguien durante la noche o madrugada había roto uno de los vidrios, y que se había llevado solamente el dinero.

En principio, aparentemente, el dueño le creyó y fue hasta la Policía de Pozo del Molle para denunciar el supuesto robo.

Pero luego, la investigación empezó llevar las cosas para otro lado.

Sorpresa en el dormitorio

Entre los registros de algunas cámaras, que aparentemente no mostraban nada de lo que el camionero habría dicho que pasó, y algunas contradicciones en las que habría entrado en su relato de los hechos, la investigación se redireccionó.

La fiscal de segundo turno, Juliana Campanys, decidió allanar la vivienda del camionero. Los policías revisaron cada rincón. Hasta que se dieron con una sorpresa en la mesa de luz del dormitorio de Luque.

En lo que sería un doble fondo del mueblecito hacía unos fajos de dinero. Unos $ 481.000 aproximadamente. Esto sería parte de la cantidad total que había quedado en poder del camionero.

Tras el hallazgo, la situación de Claudio Luque cambió drásticamente, y terminó acusado por el delito de robo, trasladado a la alcaidía policial de Villa María, y probablemente termine alojado en la cárcel de esta ciudad mientras continúa el proceso judicial en su contra.

Fotos: Policía de Córdoba.

Fuente: Villamariavivo.com