11.3 C
Las Varillas
lunes, mayo 23, 2022
Inicio Uncategorized El prestigioso forense Mario Vignolo declaró en el juicio por el asesinato...

El prestigioso forense Mario Vignolo declaró en el juicio por el asesinato de Nora Dalmasso: A Nora no la mató un sicario y las relaciones sexuales fueron consentidas

43
DECLARACIONES CLAVE

Caso Dalmasso: para forenses, a Nora no la mató un sicario y tuvo relaciones consentidas

Así lo expresaron los peritos Martín Subirachs y Mario Vignolo, dos de los tres médicos forenses que participaron de la autopsia al cuerpo de la víctima.

En una nueva audiencia por el crimen de Nora Dalmasso, en el cual el único imputado es su viudo, Marcelo Macarrón, este martes declararon otros dos de los peritos forenses que participaron de la autopsia del cuerpo de la víctima.

En primer lugar, fue el turno de Martín Subirachs, quien dijo ante el tribunal que era amigo de Macarrón por compartir el mismo club y por la profesión médica, como así también conocido de Nora Dalmasso desde pequeña. Señaló, además, que el domingo en que hallaron el cuerpo de la víctima fue convocado telefónicamente pese a que estaba de vacaciones.

Subirachs coincidió con su par Ricardo Cacciaguerra, que declaró el 3 de mayo pasado, en que el arma homicida fue el lazo de la bata de Nora, además de las manos del asesino, que terminaron provocando una muerte por asfixia.

No obstante, el perito contradijo al forense anterior y al propio fiscal Luis Pizarro, quienes sostuvieron que la muerte de la mujer fue después de un acto sexual no consentido.

Según los peritos, Nora no fue violada, sino que mantuvo relaciones sexuales consentidas antes de ser asesinada. Foto: A24
Según los peritos, Nora no fue violada, sino que mantuvo relaciones sexuales consentidas antes de ser asesinada. Foto: A24

«La muerte fue contemporánea al acto sexual, estaba lúcida, se defendió. Descartamos rotundamente la violación desde el punto de vista médico-legal» sostuvo el forense.

Ver también: Caso Dalmasso: Cacciaguerra dijo que Nora no esperaba a nadie la noche del crimen

«Yo no tenia elementos científicos para hablar de violación», que era una segunda y lejana hipótesis planteada por los investigadores, señaló el experto. Agregó, acreditando su experiencia, que tiene «4200 autopsias hechas en 35 años aproximadamente. Como médico forense he tenido 5/6 con estrangulamiento (…) Nora tuvo una relación sexual con mucha pasión, y algo pasó después del acto sexual consentido», afirmó Subirachs.

Además, señaló contundentemente que «si hubiese habido sicario (quien mató a Nora) hubiese usado un arma para asegurarse el trabajo. En cambio a Nora la mataron con el cinto de la bata y las manos», sostuvo.

La escena del crimen

En otro tramo de la declaración, el forense contó que, apenas anoticiado de la muerte de la mujer, «fuimos al domicilio de Macarrón y entré cuando Nora estaba destapada, totalmente desnuda. En la casa había olor a un cuerpo con horas de fallecido», contó Subirachs, quien describió además, que se veía una lesión en el cuello provocada por un lazo que permanecía ligeramente inclinado hacia la derecha, y que los peritos «palpamos una lesión parieto-occipital derecho».

Según indicó Subirachs, «Dimos cuenta que había sido estrangulada y que se observaba una aureola, como una mancha pélvica», señaló. Dijo que al lazo le hicieron un nudo fuerte, que había un puñado de pelos que fue secuestrado y que al cuerpo de Nora se le practicaron distintos hisopados.

El forense contó que en la escena del crimen había un celular que sonaba, un pote de vaselina y una billetera que tenía «entre 700 y 800 pesos».

El médico relató que, en su momento, le pidió permiso al fiscal encargado de la investigación de la causa para asistir al funeral de Nora, y que allí, ante la consulta de la madre de la víctima, «Nené» Grassi, le contó que había habido un «estrangulamiento manual mixto» y que «había tenido relaciones».

También recordó que Macarrón se apartó de quienes asistían a entierro, y en privado le pidió al forense que le contara todo lo que había podido relevar en la escena del crimen.

Llamó la atención que la defensa de Macarrón, encabezada por Marcelo Brito, no hiciera ninguna pregunta al perito forense.

El segundo testigo: el prestigioso Mario Vignolo

Luego de la declaración de Subirachs, fue el turno del prestigioso forense de San Francisco, Mario Vignolo, quien además, es psiquiatra y criminólogo. Vignolo fue consultado en la investigación hace unos años y había dicho que «no encontró defectos en la autopsia ni en la toma de muestras»

«A mi me llama (Gustavo) Vidal Lazcano si yo estaba dispuesto  a colaborar junto Doctor Cacciagiera. Fue a pedido de la Fiscalia General», comenzó diciendo Vignolo, y luego agregó que «para mí (la relación sexual) fue consentida. De no ser consentida tendría que haber un sinnúmero de lesiones que acá no están, me animaría a decir sin premeditación», remarcó el experto.

En otro tramo de su testimonio, Vignolo indicó que los médicos forenses de Río Cuarto fueron severamente cuestionados, y señaló que «en su momento tuve problemas por defenderlos y me tocó una sanción». «Se los ninguneó y salí a defenderlos, era presidente de la Asociación Forense Argentina», recordó.

«A veces hay diferencias de criterio. No es lo mismo ser perito de parte que perito oficial», dijo Vignolo. Cabe recordar que otro especialista Osvaldo Raffo, perito de parte de Macarrón, fallecido en 2019 y con experiencia en resonantes casos a nivel nacional como la muerte de Ángeles Rawson, José Luis Cabezas, María Marta García Belsunce, y Alberto Nisman, entre otros, había dicho en su momento que los médicos locales «eran unos mamarrachos».

Por último, Vignolo señaló que, según su criterio, el asesino de Nora es alguien corpulento, de personalidad fuerte, alguien temperamental, que se siente poderoso».

Fuentes: Informe de Magdalena Bagliardelli y diario Puntal