-1.5 C
Las Varillas
domingo, mayo 26, 2024
Inicio Destacadas La Policía de Córdoba allanó el servicio penitenciario local por una denuncia...

La Policía de Córdoba allanó el servicio penitenciario local por una denuncia que se investiga en Las Varillas. Quién es el estafador.

122
Fuente: https://el-periodico.com.ar/policiales/estafas-en-la-carcel-de-san-francisco–dentro-de-una-biblia-escondia-informacion-de-sus-victimas-_a6643734317d80f847dab9eca

Estafas en la cárcel de San Francisco: dentro de una biblia escondía información de sus víctimas

La Policía de Córdoba allanó el servicio penitenciario local por una denuncia que se investiga en Las Varillas. Quién es el estafador.

Un libro titulado “Biblia para todos” tenía en su interior varios números anotados de celulares y cuentas de billeteras virtuales (CVU). El ejemplar era propiedad del recluso Matías Nicolás Espíndola, detenido hace un tiempo en la cárcel de San Francisco, quien lo portaba mientras circulaba por los pasillos del penal.

El papel con las anotaciones fue descubierto este lunes en un allanamiento policial dentro del servicio penitenciario. También, los uniformados hallaron retazos de otro papel con notas similares dentro de un envoltorio de tabaco suelto.

La intervención fue ordenada por la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Las Varillas, a raíz de una denuncia por estafa de un hombre de 82 años. Sin embargo, habría otras víctimas.

Espíndola tiene 23 años y los elementos hallados en su celda lo vincularían de forma directa al fraude.

Tras el procedimiento, el personal del Servicio Penitenciario informó a las autoridades que, días antes, en ese mismo pabellón habían secuestrado un teléfono y varios chips de celular. Todo quedó a disposición de la Justicia.

Por qué estaba detenido

Espíndola purgaba una pena unificada de tres años y un mes de cárcel por los delitos de violación de domicilio, resistencia a la autoridad, lesiones leves calificadas, amenazas y encubrimiento.

Su condena venció el 3 de marzo pasado, sin embargo cumplía prisión preventiva por otro delito: narcotráfico. Si bien a través de su abogado pidió la libertad condicional, el beneficio le fue negado.

Fuentes penitenciarias indicaron a El Periódico que el interno tenía “buena conducta” y no generaba sospechas. Además se autopercibía como un “hombre de fe”, por eso transitaba por el pabellón con su biblia en mano.