23.4 C
Las Varillas
sábado, octubre 24, 2020
More
    Inicio Destacadas La Voz del Interior refleja los trabajos de los bomberos en Achiras

    La Voz del Interior refleja los trabajos de los bomberos en Achiras

    82

    Incendios en Córdoba: Achiras se recupera de su noche más larga

    Bomberos y pobladores lograron evitar que el fuego ingresara al pueblo y a la histórica Posta Los Nogales. Llegaron hoy los aviones hidrantes.

    Cansados, afónicos, emocionados, los bomberos de Achiras se dan tiempo para agradecer a todos los que colaboraron para evitar que el fuego ingrese al pueblo en la fatídica noche de 5 de octubre.

    La estrategia que llevaron adelante, junto a bomberos de distintos puntos de la Provincia, baquianos y pobladores, fue exitosa. Cuando las llamas crecían por el viento, a menos de dos kilómetros del poblado, los cortafuegos lograron desviar el incendio, dividirlo en dos, para que no se quemara el pueblo completo.

    “No tengo palabras para agradecer lo que todos hicieron para dejar a Achiras bonito como es. Me llevo el agradecimiento, lo solidario de la gente. Yo cené a las 6 de la mañana con un plato calentito de asado, a esa hora estaban esperándome. Acá hay gente del plan nacional, mucha gente colaborando”, destacó conmovido Fabián Alaniz, uno de los bomberos voluntarios de la localidad.

    “La tristeza de ver el monstruo que es el fuego quedará en mi silencio.  Pido disculpas a los campos que no pudimos llegar. El frente nunca fue de menos de 28 kilómetros de fuego. Era inhumano poderlo enfrentar, tenemos bomberos quemados en la cara, yo también, pero eso puede pasar. Me quedo  con el agradecimiento con todos los que colaboraron. Me llevo eso. Es maravilloso”, dijo.

    La lucha contra el fuego en Achiras. (Tomás Fragueiro)

    La lucha contra el fuego en Achiras. (Tomás Fragueiro)Alaniz se acordó de agradecer a  la gente que se quedó rezando en su casa y a sus alumnos  del secundario, que le mandaban hasta stickers para darle ánimo.  “Soy feliz de haber elegido esta profesión o esta cosa loca que no sé explicar, que es ser bombero”, expresó a la FM Radio Activa, de su pueblo.

    “No se lo deseo a nadie”

    Eran poco más de 21 del lunes cuando el cielo de Achiras se puso rojo. El resplandor y el viento caliente metían miedo. Dotaciones de toda la provincia llegaban como refuerzo.  A la medianoche giró el viento y pareció presagiar el infierno. Pero el trabajo mancomunado logró lo que parecía imposible.

    Imágenes de la lucha contra el fuego en los pinares cerca del Río de los Sauces. (Bomberos de Río Cuarto)

    Imágenes de la lucha contra el fuego en los pinares cerca del Río de los Sauces. (Bomberos de Río Cuarto)José María Gutiérrez, intendente de la localidad, destacó el anillo de contrafuego realizado por los bomberos horas antes y el trabajo denodado que evitó que el incendio llegue a las viviendas. Lamentó que la flora y la fauna de las sierras fue destruida y que el fuego continúa por la zona. Comentó que llegaron 60 brigadistas más a la localidad y comenzaron a operar tres aviones hidrantes. Utilizan la pista de un campo, acondicionada por productores de la zona.

    “Fue una noche muy fea, muy brava. El fuego casi arrasa el pueblo. Se hizo un trabajo bárbaro, tanto los bomberos, como la gente del pueblo, los transportistas que le adaptaron cisternas a sus camiones, todo el mundo colaboró. Fue larga la noche, fueron haciendo cortafuegos. Hay que cuidar el ambiente y tener limpios los alrededores de los pueblos. Lo que vivimos no se lo deseo a nadie“, dijo Elvio Pichetti, dueño de un comedor que no dudó en preparar sándwiches y tortas fritas para los policías y los que combatían contra las llamas.

    Imágenes de la lucha contra el fuego en los pinares cerca del Río de los Sauces. (Bomberos de Río Cuarto)

    Imágenes de la lucha contra el fuego en los pinares cerca del Río de los Sauces. (Bomberos de Río Cuarto)Ricardo Gigena, es el dueño del histórico puesto Los Nogales, ubicado a 4,2 kilómetros del centro de Achiras. Por esa posta pasó José de San Martín a cambiar sus caballos, cuando se hizo cargo del gobierno de Cuyo. Aún se conserva en el sitio, un vale firmado por el Libertador, 1 de septiembre de 1814.  En diálogo con Telediario de Río Cuarto, Gigena contó: “El fuego llegó a cien metros de la casa. Con la ayuda de los bomberos, gente vecina y amiga hicimos contrafuego y lo pudimos calmar, apagar. Si no fuera por el contrafuego, hubiera sido un desastre”.