Mayores en Red Gobierno

El Instituto de María Inmaculada (IMI) de la ciudad de Las Varillas inicia el dia 15 de agosto su camino hacia los 100 años de presencia de la Obra Dominica en la ciudad de Las Varillas y toda la Región.

El 15 de agosto, Día de la Asunción de la  Virgen y del Educador Católico, tendrá lugar una misa que se transmitirá por las redes sociales y que contará con el seguimiento de toda la comunidad que seguirá desde lugares remotos este inicio de los festejos. Antes de la misa, a las 16 hs., tendrá lugar una gran caravana, que siguiendo los protocolos impuestos para luchar contra el Coronavirus, recorrerá las calles de Las Varillas, brindando gracia en su paso a toda una comunidad.La misa se oficiará  a las 18 hs. desde la Capilla de Maria Inmaculada y sera emitida por redes por el facebook Diario de Las Varillas- El Heraldo y por FM Vive 98.3. Luego de la Santa Misa, tendrá lugar en el Instituto la inauguración de nueva iluminación alegórica del Colegio y el descubrimiento del Cartel del Centenario.

 

Numerosos gestos de conmemoración y festejo se irán sumando y dando a conocer con el pasar de los días, y en especial comenzamos con la presentación del Logotipo del Centenario, que fue resultado de la fusión de trabajos presentados en el concurso organizado por el IMI. Los trabajos ganadores fueron los realizados por la alumna de quinto año Agostina Arese, con aspectos del trabajo del estudiante de cuarto año Fernando Vinovo y de la Hna. Jessica Maturana, exalumna del IMI.

 

El 8 de agosto, es el Día de Santo Domingo, y se celebrará en comunidad con una misa oficiada por el Padre Daniel Cavallo desde la Capilla ubicada en el actual colegio.Esta celebración se realizara a las 19 hs. y sera transmitida en redes por el facebook Diario de Las Varillas- El Heraldo. Para esta celebración religiosa se pide a todos aquellos que necesiten realizar un pedido especial, una intención, pueden mandarla por instagram o facebook del IMI o comunicarse al teléfono 03533-420848. La Oración comunitaria sostiene la obra de Dios y a sus Hijos.

Enorme es la cantidad de personas, que fueron trabajando fraternalmente en la construcción de esta gran propuesta educativa que es el IMI, cuarto Colegio de la Congregación de Hermanas Dominicas de San José, que siguiendo el mandato de su fundador el Obispo Fray Reginaldo Toro, siguen “ educando el corazón y la inteligencia de niños y jóvenes”. Para ello sumaron voluntades de benefactores, desde los primeros, el matrimonio formado por el Dr. Medardo Álvarez Luque y la Sra. Rosario Moncada de Álvarez Luque que, preocupados ante la carencia de escuelas católicas en la zona, decidió donar todo lo que fuera necesario para que se radicara una congregación educacionista en el lugar.

 

Vamos a compartir un poco de historia gracias a la publicación en el Libro

«La Obra Asistencial de la Hermanas Dominicas de San Jose» escrito por Liliana de Denaro, Córdoba 2014

 

El Colegio de Maria Inmaculada fue inaugurado el establecimiento el 7 de marzo de 1921, siendo Priora Catalina de los Dolores Álvarez Luque, quien terminaría de ornamentar la capilla, que en ese momento estaba inconclusa. Completabase la Comunidad fundadora con las hermanas Teresa de San José de la fuente y las Hermanas Legas Sabina y Mariana de Jesus. A la ceremonia asistieron, entre otros, el Obispo Auxiliar y Provisor de la Diócesis Jose Anselmo Luque, el Director de la congregación Pbro .Dr. Gil Ferreyra, el cura Párroco Donato Latella, el Dr Juan Manzanero, el Sr. Jose Basso, Pedro N. Luque, Diego J. Montoya. El acto comenzó con una solemne misa, después de producirse la bendición del oratorio provisorio y las instalaciones del colegio por el Obispo auxiliar José A. Luque, luego el Director de la Congregación Pbro. Gil Ferreyra pronunció un discurso agradeciendo la obra realizada en nombre de la Superiora General de la Congregación quien en uno de sus párrafos expreso “.. los distinguidos esposos Dr. Medrado Álvarez Luque y Sra Rosario De Álvarez Luque quienes con gran acierto y óptima voluntad han sabido llenar los justos anhelos de este pueblo, regalando para las futuras generaciones un colegio de enseñanza, donde a la par que se educaran los corazones de las jóvenes de mañana, amantes de la moral y buenas costumbres, se iluminaran también sus inteligencias con las luces que irradian la instrucción y el saber.

No encontrando palabras que sean la expresión viva y elocuente de la gratitud que arde en los corazones de la Comunidad que represento..” A Continuación “ se dio a la fiesta un carácter de fiesta de pueblo contribuyendo el comercio en general para darle mayor brillo con el cierre de sus casa de negocio, presenciando una numerosa concurrencia” Esta construcción se encontraba sobre la calle Cura Brochero, en un terreno de dos hectáreas de superficie, y constaba de un zaguán central al que se accedía por un cancel y dos cuerpos, uno a cada lado.  En el ala derecha se encontraba el salón dormitorio de las niñas, la ropería, baños, refectorio y escusados, mientras que en el sector izquierdo se encontraban las seis aulas y las dependencias de la Comunidad formadas por: siete celdas, el oratorio, refectorio, la cocina y despensa. Todo distribuido alrededor de dos patios que quedarían definidos al construirse la iglesia.

Quince años después de este evento, en sus aulas se educaban a 300 alumnas entre pupilas, medio pupilas y externas atendidas por 12 religiosas que “impartían una enseñanza completa de artes femeninas”. En 1939 obtuvo la incorporación al consejo de educación de la provincia y en el año lectivo 1962 se inauguró el 1° año de Ciclos Básico y el 1° Año del profesional, que en posteriores ciclos lectivos se fue completando hasta totalizar los estudios de Magisterio, egresando en 1966 las primeras Maestras Normales.

En 1934 se había fundado la sociedad de Damas Protectoras, cuya primera presidenta fue la Srta. Elisa P de Montoya con la finalidad de solucionar las necesidades que pudieran surgir.

Pero ya en 1945, la Hna. Maria Sofia del Niño Jesús Álvarez manifestaba que “debido al tipo de construcción y a la falta de capa aisladora, la humedad destruye todo trabajo (de mantenimiento)..los techos que según informe esta la madera en muy malas condiciones y no se pueden clavar las chapas” Indiscutiblemente, con el paso de los años, las instalaciones se habían deteriorando irremediablemente, produciéndose hundimientos que obligó a pensar en construir un nuevo establecimiento educativo en otro lugar.. por tal motivo, se comenzó a proyectar la construcción de un nuevo colegio en otra parte de la villa cuyos gastos se cubrirían con la venta de las antiguas instalaciones y el terreno circundante que se lotearía para facilitar el trámite. Entonces se realizaron gestiones para obt5ener la correspondiente autorización que dio su fruto cuando el Nuncio apostólico Arzobispo  Jose Fietta dispuso el 21 de enero de 1952 “ acogiendo benignamente la solicitud a Nos elevada por la M.RM Superiora General de las HH.TT. Dominicas de San José otorgamos el correspondiente permiso para que sea enajenado. el inmueble que el mencionado Instituto posee en Las Varillas Provincia de Córdoba…

Finalmente, el 24 de julio de 1960, el Arzobispo de Córdoba Dr. Ramón J. Castellano concedió el permiso correspondiente para la venta del inmueble, cuyo importe obtenido “será íntegramente destinado al colegio en su nueva sede”. Así, el 30 de agosto de 1961, se compró un terreno ubicado a una cuadra de la iglesia parroquial, en la zona céntrica de la localidad con el aporte de subsidios nacionales y provincial y algunas donaciones particulares, escriturándose la propiedad el 19 de abril de 1962.

El 22 de junio de 1962 se inició la construcción del nuevo edificio, colocándose la piedra fundamental el 25 de agosto dicho año, previa misa de campaña celebrada por el Obispo de la Diócesis de San Francisco Pedro R. Lira y contando con la asistencia de la Priora General Matilde del Niño Jesús Dávila, las hermanas del Consejo General y numeroso público.

El nuevo establecimiento, proyectada por el Ingeniero Civil y arquitecto Ángel T. Lo Celso con techos de hormigón, pisos de mosaicos y aberturas de hierro y madera, fue construido por la empresa constructora “Francisco Larghi e Hijo” que en 1968 ya había edificado 2975,80 metros cuadrados.

Como se observaron problemas de ventilación y falta de luz en las aulas, el Consejo presidido por la Priora General Matilde del Niño Jesús Dávila estudio, el 15 de octubre el 1966, la propuesta de la Priora María Gertrudis de Santo Domingo Travallini de comprar el terreno colindante al nuevo edificio, de 200 metros cuadrados, siendo aprobada dicha adquisición en forma unánime.

Finalmente, la Institución se trasladó al nuevo edificio, durante el año lectivo de 1970, siendo Madre Superiora Aurelia Travallini.

En la actualidad y coordinando el Centenario del Instituto de Maria Inmaculda se encuentra la Madre Superiora Lic. Sonia Lucarelli, Directora y Madre Superiora de la Comunidad de Las Varillas.