Mayores en Red Gobierno

Alexander y el peor final: fue asesinado

El cuerpo de Miguel Alexander ‘Nano’ Martínez fue encontrado al caer la noche de este viernes en un campo de la zona rural de Arroyo Algodón. Por el crimen fueron detenidos Joaquín Munarriz Gianoni y Eliézer Tomas Cánova, ambos domiciliados en Villa María

sábado, 30 de mayo de 2020 · 10:00

Luego de tres días de intensa búsqueda, anoche fue encontrado sin vida el joven villamariense Miguel Alexander Martínez (22), quien había desaparecido el sábado de la semana pasada en barrio La Calera.

Su cadáver fue hallado alrededor de las 21.30 del viernes en un monte de la zona rural de Arroyo Algodón, con evidentes signos de violencia física y en avanzado estado de descomposición, tras lo cual una fuente confiable confirmó a El Diario que se trató de un homicidio, aunque sin poder precisar cómo se produjo el crimen ya que el mecanismo todavía no está muy claro.

 

Dos detenidos

En tanto, trascendió que ya fueron detenidos dos jóvenes, ambos domiciliados en Villa María, por su presunta participación en el asesinato e incluso se indicó -aunque de manera extraoficial- que el cuerpo había sido enterrado por los autores del violento episodio con el objetivo de evitar que fuera encontrado.

Se trata de Joaquín Munarriz Gianoni, de 20 años, y Eliézer Tomás Cánova, de 19, quienes inicialmente fueron trasladados a la Comisaría de Distrito Villa María y más tarde iban a ser alojados en la Alcaldía policial de barrio San Justo, imputados como presuntos coautores del delito de «homicidio calificado por alevosía».

 

La investigación

Al cierre de esta edición (cerca de la 0.30), efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Departamental General San Martín y la fiscal Juliana Companys, asistida por la secretaria Dalila Alcalá Riff, se encontraban en el lugar del macabro hallazgo realizando las pericias de rigor y numerosas diligencias para tratar de esclarecer el hecho, dentro de un marco de profundo hermetismo.

Martínez, más conocido como «Nano» o Alexander, tal como lo como lo llamaban sus familiares y amigos, había sido visto por última vez hace exactamente siete días, aunque su desaparición fue notificada a las autoridades el domingo, jornada a partir de la cual se iniciaron las tareas de búsqueda, primero a través de los medios de comunicación, y luego, a partir del miércoles, con efectivos policiales realizando rastrillajes.

 

Intensa búsqueda

Las tareas se intensificaron el jueves, con la participación de los bomberos voluntarios, la Brigada Canina K9 y personal de la Unidad Departamental, quienes registraron el sector comprendido entre el parque Pereira y Domínguez y el Campus de la Universidad Nacional.

Ayer, en tanto, se amplió el radio de búsqueda y sumaron al operativo efectivos de distintas dependencias de la Policía de la Córdoba, como la División Delitos Complejos, la Dirección de Investigación Operativa (DIO) y el Departamento de Unidades de Alto Riesgo (DUAR).

Fuente: El Diario de Villa Maria