Mayores en Red Gobierno

El Gobierno de Villa María resolvió extender el proceso de aislamiento de personas que regresaron a la ciudad provenientes del exterior, en el marco de las medidas tendientes a contener la propagación del coronavirus.

Así lo señaló ayer, en diálogo con El Diario, el presidente del Concejo Deliberante a cargo de la Intendencia, Pablo Rosso.

El jefe comunal dijo que se extenderá el proceso de cuarentena una semana más, llevándolo a 21 días. Es para las 119 personas que, según Migraciones, volvieron a esta localidad tras estar en el extranjero.

“Están a punto de cumplir los 14 días y extenderemos el período. Esto incluye a los vecinos que han arribado el 20 de marzo en adelante”, comentó. Es porque “la aparición de síntomas puede darse en días posteriores” a las dos semanas.

“El aislamiento social es la herramienta que está funcionando de buena manera. La flexibilización de la misma puede llevar a que tengamos circulación local del virus”, subrayó luego sobre la marcha de la cuarentena general.

En el Ejecutivo observaron ayer con preocupación un mayor movimiento en las calles de la ciudad, el que fue creciendo en las últimas jornadas.

“Debe continuarse el proceso tal cual venía”, sostuvo el intendente interino.

Consultado sobre si luego del próximo lunes se continuará con el horario comercial hasta las 17, expresó que en el Gobierno no han tenido “planteos fuertes con el horario”. “Es un movimiento que la ciudad, en muchos tramos de su vida, los ha debatido. Estamos con una actividad comercial hasta las 17 como las grandes ciudades del país”, agregó.

Afirmó que, en base a los informes policiales y del Centro de Monitoreo, se presenta “una gran disminución del tránsito después de las 18, cayendo prácticamente a cero después de las 20.30”.

“Mi posición es que se siga con este ritmo. Para Pascuas habrá intentos de propiciar espacios compartidos entre personas y vamos a tratar de evitarlo, las fuerzas de seguridad intentarán impedir la circulación”, aseguró.

Por otro lado, consultado por las demandas de los sectores más vulnerables y sobre la entrega de comida, indicó que el relevamiento del municipio terminado en febrero “nos daba un cierto nivel de demanda en marzo y abril ante el cual habíamos decidido incrementar los recursos”.

“Nuestra área social se mantuvo bajo estándares, pero no es menor haber recibido de muchos sectores, instituciones y empresas un respaldo, usando la logística de, por ejemplo, los MuniCerca. Se repartió mucho en estos días, lo que resultó paliativo. Y se han sumado aportes en dinero a través de algunos programas, que han dado a esos sectores un monto extraordinario que seguramente llevó a paliar en alguna medida este momento”, declaró Rosso.

Anticipó que se están elaborando programas destinados a cuentapropistas, trabajadores independientes y no formalizados y recordó que Nación fortalecerá la obra pública en municipios para generar mano de obra local.

Rosso, junto a funcionarios municipales, recibió ayer a infectólogos del sector público y privado de la ciudad (ver página 3) a fines de fortalecer las acciones que se vienen llevando adelante en materia sanitaria para prevenir y evitar el contagio del COVID-19.

Durante el encuentro se abordaron diferentes temáticas en materia de prevención. Estuvieron el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; el secretario de Salud, Humberto Jure; su par de Gobierno y Seguridad Ciudadana, Eduardo Rodríguez; el director de la Asistencia Pública, Pedro Trecco, y los médicos infectólogos Noelia Carreño, Darío Quinodoz, Soledad Frola, Graciela Ortega, Jorge Digiovambatista y Ximena Lazara.

Fuente: El Diario